Línea de Investigación: "Promoción de Estilos de Vida Saludable".

Línea de investigación: “Promoción de estilos de vida saludables”


INTEGRANTES:


MCE. José Francisco Góngora Ek (Líder)

MCE. Juan Manuel Blanco Canul

M.C.E. Alina Edith Chávez Herrera

M.C.E. Patricia del Roció González Orozco


Pertinencia de la línea de investigación


La promoción de los estilos de vida es un tema que cobra vigencia en la actualidad, ya que constituye una estrategia básica para la adquisición y el desarrollo de aptitudes o habilidades personales que conlleva a cambios de comportamiento relacionados con la salud y al fomento de estilos de vida saludables, lo que contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de las personas que conforman una sociedad y como consecuencia se logra la disminución en el costo económico del proceso salud-enfermedad.

Esta temática se ha utilizado como estrategia para realizar diversos planteamientos relacionados con la formulación de políticas públicas saludables, intervenciones dirigidas a personas y comunidades, y para la propuesta y realización de investigaciones en salud.

Por otra parte, la promoción de estilos de vida también ha sido definida como el proceso de capacitar a las personas para que aumenten el control sobre su salud y para que la mejoren. Para alcanzar un nivel adecuado de bienestar físico, mental y social, cada persona o grupo requiere identificar y llevar a cabo unas aspiraciones, satisfacer unas necesidades y cambiar el entorno o adaptarse a él. La salud se contempla, como un recurso para la vida cotidiana, no como el objetivo de la vida; adicional a esto, la salud es un concepto positivo que enfatiza recursos sociales y personales, junto con capacidades físicas. La promoción de los estilos de vida saludables, se consigue a través de tres mecanismos intrínsecos de las personas, según lo planteado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS): el Autocuidado, la ayuda mutua y los entornos sanos.

La promoción de estilos de vida saludable además de lo personal y lo conductual, tiene en cuenta como estrategia más global para su aplicación y difusión cinco componentes básicos interrelacionados entre sí, tales como: la construcción de políticas públicas saludables, la creación de entornos o ambientes favorables, el fortalecimiento de la acción comunitaria y la participación social, el desarrollo de habilidades personales para el fomento de la salud y la reorientación de los servicios de salud.

La promoción de los estilos de vida saludable juega un papel fundamental dentro de las políticas públicas saludables, originadas a partir del marco conceptual y la estructura del campo de la salud, en la cual se hizo una división en cuatro componentes así: la biología humana, el medio ambiente, el estilo de vida y la organización de los servicios de atención en salud; estos fueron identificados de acuerdo a estudios de morbilidad y mortalidad y se les denominó determinantes de la salud: Biología humana: están incluidos aquí todos los aspectos de salud física y mental que se desarrollan en el cuerpo humano. Comprende la herencia genética, el proceso de maduración y el envejecimiento de la persona; Medio ambiente: engloba todos los fenómenos relacionados con la salud, que son externos al cuerpo humano, y sobre los cuales las personas tienen poco o ningún control; Estilos de vida: son el conjunto de decisiones que las personas toman acerca de su salud y sobre las cuales tiene un relativo control. Las buenas decisiones y los hábitos personales saludables favorecen la salud y la Organización de los servicios de la atención en salud: consiste en la cantidad, calidad, ordenamiento, naturaleza, y relaciones de la gente, y los recursos en la provisión de los servicios de salud.

Para explicar los estilos de vida promotores de la salud, se encontró que las variables más importantes son: la concepción de salud percibida por una persona, el control percibido de salud, la explicación y la predicción del estado de salud.

Los estilos de vida saludables llevan a la adopción de una conducta de la promoción de la salud; sin embargo, hoy en día, en la mayoría de la población se observa con frecuencia el sedentarismo (acompañado a largo plazo de enfermedades coronarias y metabólicas), el estrés, que desencadena trastornos psicológicos (ansiedad, sueño, trastornos en la conducta alimentaria), la mal nutrición (diabetes, anemia), el exceso de consumo de alcohol, el tabaquismo, el uso de sustancias psicoactivas; sumado a lo anterior, entornos parcial o totalmente nocivos, donde la violencia intrafamiliar y social, determina negativamente el fomento de estilos de vida saludables, ya que aunque se promueva en las personas una cultura de promoción de la salud, en algunas ocasiones, éstas no tienen las oportunidades económicas, sociales y educativas necesarias para llevar a cabo esta conducta.

En consecuencia, una política pública saludable es una intención continuada de acciones que modifican positivamente las estructuras que afectan la salud y sus determinantes de orden biológico, ambiental, psicosocial, estilos de vida y los relacionados con los servicios de atención en salud.


DEFINICIÓN DE LA LINEA DE INVESTIGACIÓN


Línea de investigación: “PROMOCIÓN DE ESTILOS DE VIDA SALUDABLES”

Definición conceptual

Los estilos de vida, esun modo de vida individual que se relaciona estrechamente con la esfera conductual y motivacional del individuo, considerando los estilos de vida desde la perspectiva de la familia y amigos, asociatividad - actividad física, nutrición, sueño-estrés, trabajo, tipos de personalidad, control de salud- conducta sexual e introspección”.

Promoción de Estilos de vida Saludables: Es una estrategia básica para la adquisición y el desarrollo de aptitudes o habilidades personales que conlleva a cambios de comportamiento relacionados con la salud y al fomento de estilos de vida saludables, por lo que contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de las personas que conforman una sociedad y como consecuencia se logra la disminución en el costo económico del proceso salud-enfermedad. Es el proceso de capacitar a las personas para que aumenten el control sobre su salud y para que la mejoren, lo que permitirá alcanzar un nivel adecuado de bienestar físico, mental y social.

Definición operacional

  • Promoción de conductas saludables
  • Factores de riesgo asociados a estilos de vida no saludables
  • Diseñar e implementar intervenciones de enfermería dirigidas a prevenir conductas no saludables.

Objetivo:

Desarrollar proyectos de investigación y de intervención que permitan promover estilos de vida saludable.

Líneas de acción:

* Generar conocimientos que nos permitan diseñar e implementar intervenciones de enfermería dirigidas a población susceptible.

Formar recursos humanos de alta calidad, para que desempeñen actividades de investigación, docencia e intervención, en problemas de obesidad y estilos de vida de gran importancia en el país.

* Gestionar recursos financieros para los proyectos de investigación y becas para el desarrollo de esta.